⏰ 📖 : 6 min.

Uno de los talleres que impartimos a los pequeños de casas hogar (gratuitamente) en formato “en línea” es el taller de equidad. Siendo que la versión original de nuestro taller, “De Género en General”, es una versión diseñada para adultos profesionistas que laboran dentro de oficinas que se enfoca en la equidad de género y la prevención del acoso sexual y la discriminación en el trabajo, este nuevo taller tendría que hablar del tema “equidad” en un modo más general y cercano a la realidad infantil y adolescente.

El reto más evidente fue cómo transmitir el concepto y la información a mentes que no solo están aún en desarrollo, sino que como grupo se encuentran en diferentes etapas del mismo. El primer taller lo recibió un grupo mixto de 14 pequeños entre 4 y 15 años – cada uno en diferentes etapas de desarrollo físico, emocional y cognitivo. No obstante, los conceptos básicos del “ser independiente” y la ubicación de las necesidades básicas para la supervivencia ya están claras para todos ellos. Los pequeños de cuatro y cinco años ya saben la diferencia entre portarse bien y portarse mal, y como quizá lo podrá intuir la lectora o lector, desafortunadamente algunos de ellos ya han experimentado la inequidad y el abuso hacia su persona desde temprana edad.

Para crear estos talleres virtuales, cada una de nosotras realizó su correspondiente investigación. Sabemos que no estamos inventando la rueda, y que dar talleres a niños en línea es algo que ya se está haciendo en todo el mundo; buscar otros ejemplos y aprender qué sirve y qué falla nos ha ayudado mucho a evitar obstáculos que al ser novatas no sabríamos identificar.

La forma de aproximar a esta particular audiencia al concepto de equidad es planteando las preguntas y los escenarios que les permitan responder y generar un diálogo constructivo. Antes de darles la definición de equidad, comenzamos por preguntarles a ellos ¿Qué es? Escuchamos su diferentes respuestas, todas ellas acercamientos a una idea que poco a poco han ido aclarando al paso de sus años, pero que no tienen aún muy clara. De ahí pasamos a la definición literal de la palabra (diccionario de la RAE) y su definición como valor.

Los cuatro conceptos que se revisan en este taller son:

  1. La equidad, lo que es, la diferencia con “igualdad” y la inequidad;
  2. El privilegio, lo que es, si es bueno o malo, y el abuso del mismo;
  3. La discriminación, lo que es, su carácter ilegal (ahora) y
  4. Los derechos internacionales de los menores de edad que los protegen, así como las responsabilidades que tienen para con su comunidad y el mundo.

Las casas hogar con las que trabajamos tienen personal y herramientas que también les brindan a estos pequeños información y capacidades útiles para su vida; estos talleres están diseñados para complementarlas.

No hay que olvidar que el sistema de vida institucionalizada en México (y Estados Unidos y muchos otros países), limita la edad de los residentes de casas hogar a la minoría de edad. Una vez que las y los niños cumplen los 18 años, están legalmente “fuera de la institución”, y el sistema les pide que se conviertan en adultos independientes. Para evitar dejar a sus adolescentes desprotegidos, algunas casas hogar han ideado el concepto de “vida independiente” o “acompañamiento”, donde ya legalmente están “fuera” de la institución pero viven en una casa vecina y cuentan con el apoyo de adultos de confianza para continuar su camino mientras van adquiriendo la seguridad de responsabilizarse de su vida.

Si bien el objetivo original de nuestro programa “Germinando Lazos Inter Asociaciones” era justamente unir beneficiarios de diferentes instituciones y edades (adultos mayores de casas de descanso y menores de casas hogar) en un espacio de siembra urbana y enfocar los talleres en cuidado de la huerta y medio ambiente, así como su salud mental, emocional y física, la situación desde mediados de marzo nos pidió que cambiáramos el concepto completamente y nos llevó a enfocarnos en brindarles a las generaciones nuevas, con el tiempo que nos quede, los conocimientos necesarios para que puedan salir adelante en el retador mundo adulto que les espera al salir de su casa hogar.