ESTA AC ESTÁ CERRADA
Home/Adultos Mayores/Los Abuelitos de Casa de la Divina Providencia

Los Abuelitos de Casa de la Divina Providencia

«Cuando me reconocí en ti, Francisco»

Texto: Ana T. Peña Francisco es un adulto mayor, quizá esté próximo a los 90 años, tiene unos ojos verdes esmeralda y una piel blanca pero sonrojada. En su rostro se observa el vello facial que suele cortar con unas tijeras a plena luz del día. Si lo miras completamente, podrás notar sus piernas afectadas por los grandes pasos que ha dado. Podría describirlo como todo un cliché de antropólogo, desgarbado, portando un morral y bolsas ecológicas, con un diario de campo, una pluma y un sombrero tipo Indiana Jones. Francisco anduvo por el mundo, viajando. Nunca se casó ni tuvo hijos, y sobre amores no hablamos. La verdad es que me fascinaba verlo cuando escribía sus memorias, sus [...]

By |2019-08-30T10:25:17-05:00agosto 30th, 2019|Los Abuelitos de Casa de la Divina Providencia|

“Feria de Saberes – Las Enseñanzas de Félix”

¿A quién no se le antoja aprender a tejer como abuelita o a usar el martillo como el abuelo? La “Feria de Saberes” es el taller donde las y los abuelitos son los maestros que le transmiten sus conocimientos a los niños. Ambos grupos se mostraron alegres ante la posibilidad de poder ser un ejemplo y transmitirle a sus nietecitos algo de lo que ellos saben de la vida, aunque algunos tenían sus dudas. En el caso del grupo mixto de La casa de día CDP*, muchos de los varones crecieron en alguna provincia poco urbanizada, lejos de la Ciudad de México; la mayoría se dedicaron a la agricultura como actividad productiva en sus años de juventud. Uno de [...]

«Emma como una flor…»

Por: Ana Teresa Peña Hernández Conocí a Emma mientras hacía su meditación mirando al sol, aunque debo confesarles que en muchas ocasiones anteriores ya la había visto detenidamente, me llamaba la atención toda ella. Y es que de entrada me parecía una mujer hermosa, de piel muy blanca y nada arrugada para su edad, de cabello totalmente cano, adornado por broches en forma de flores. Me gustaba verla erguida apenas apoyada en su bastón, elegante, casi aristócrata, y con una mirada muy profunda, de esas miradas que invitan a la proximidad. Así lo hice y fue entonces cuando supe que Emma tenía casi 100 años de edad. ¡Sí, casi un siglo! y que con todos esos años cargaba una [...]

By |2019-07-18T10:40:50-05:00julio 1st, 2019|Los Abuelitos de Casa de la Divina Providencia|
Go to Top