🕐 lectura: 4 min.

La música es una parte muy importante en mi vida, y desde que aprendí su respaldo matemático (gracias al pato de las matemáticas) me hizo mucho mayor sentido, pues justamente ambos son el idioma universal entre los seres humanos (aunque la música también es apreciada por los animales y las plantas según hemos aprendido a través del tiempo y las investigaciones).

Es por esto que escribir una canción para nuestras huertas me pareció lo más natural. Además, tuve oportunidad de compartir varias tardes con la ejemplar Maestra Carmen Molina, una mujer mexicana que compuso bellas e importantes canciones para niños e incluso algunos himnos importantes para escuelas a nivel nacional. Fue una gran compañera en las tardes de huerta, siempre sonriente, acompañada de Sandra su fiel cuidadora que también en algunas ocasiones participó en las actividades. Amable, sonriente, gentil y siempre dispuesta para una conversación. Su partida no fue indiferente y quise rendirle tributo dedicándole la creación de este sencillo himno que cantan las abuelas y los niños cuando se encuentran. Por ahora lo cantan con percusión pues amablemente nuestra amiga Rebeca lo musicalizó con su tambor, pero quizá en un futuro podamos encontrarle una melodía más instrumentada. ¡Espero que les guste!

Cuidando la Huerta – Canción para niñas, niños, abuelitas y abuelitos

¡Ya es hora ya es hora!

Estamos por comenzar

a cuidar nuestra gran huerta

nos vamos a dedicar.

Regaremos nuestras plantas

con amor y con cuidado,

rociando sobre sus hojas

lo que hemos preparado.

CORO:
¡Huerta linda te queremos!

Todo te lo agradecemos.

¡Huerta linda te queremos!

Por siempre te cuidaremos.

¡Ellas nos aportan tanto!

Sin ellas no somos nada.

Aire limpio y alimiento;

¡hasta para hacer pomada!

Algunas son curativas,

otras embellecedoras

con perfumes que cautivan

y también son limpiadoras.

CORO :

¡Huerta linda te queremos!

Todo te lo agradecemos.

¡Huerta linda te queremos!

Por siempre te cuidaremos.

Con la poda y las compostas,

agua, aire, sol y tierra,

mantenemos saludable

a nuestra querida huerta.

¡Ya nos vamos ya nos vamos!

Pongan todo en su lugar.

¡Hasta pronto lindas plantas,

nos volvemos a encontrar!

CORO:

¡Huerta linda te queremos!

Todo te lo agradecemos.

¡Huerta linda te queremos!

Por siempre te cuidaremos.

— Dedicado a la memoria de Carmen Molina

Escrita por: C.V. Monterrubio ©